resiliencia.
1. f. Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.
Diccionario RAE.

El término resiliencia se refiere a la capacidad de las personas para afrontar situaciones difíciles y a veces extremas, a dolor emocional y adversidades. Cuanta mas capacidad de encarar con cierta calma y equilibrio un  acontecimiento inesperado y/o desagradable de su vida, como aprender de el – tanto  mayor es su resiliencia.

Entonces, la resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia personal  y profesional . Desde la neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos. (Instituto Español de Resiliencia)

La neuroterapia se basa en nuestra capacidad de auto curación y auto regulación y facilita al cerebro optimizar su función de manera que se disuelvan patrones disfuncionales. La neuroterapia y más específicamente el neurofeedback utilizan la capacidad de resiliencia y aprendizaje del propio cerebro.

 

Algunas citas relacionadas:

Habilidad para resurgir de la adversidad, adaptarse, recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva.

    ICCB, Institute on Child Resilience and Family (1994)

    La resiliencia es la capacidad que tiene un individuo de generar factores biológicos, psicológicos y sociales para resistir, adaptarse y fortalecerse, ante un medio de riesgo, generando éxito individual, social y moral. – Oscar Chapital C. (2011)

Capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformados por ellas. – Grotberg (1995)

La resiliencia es un proceso dinámico que tiene por resultado la adaptación positiva en contextos de gran adversidad. – Luthar (2000)

La resiliencia distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad, bajo presión y, por otra parte, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles. – Vanistendael (1994)

“Lo que no me mata, me hace más fuerte” — El Ocaso de los ídolos de Friedrich Nietzsche

“Si has de morir por una causa, procura que esa causa sea la razón por la que vives.” – Oscar Chapital C.